Cinco claves para ser el protagonista de tu aprendizaje - UNICAES

Enter your keyword

post

Cinco claves para ser el protagonista de tu aprendizaje

Escrito por M.Sc. Sofía Toledo

Parece que esto de la universidad en línea se ha hecho más largo de lo que esperábamos y creíamos. En noviembre del 2020 participé en una feria de universidades con la conferencia, 10 claves para ser protagonista del propio aprendizaje. Aquí recuerdo cuáles eran esos 10 puntos:

Créanse que son los verdaderos protagonistas de su aprendizaje

  1. Acepta el reto
  2. Protagonista de tu aprendizaje
  3. Organízate
  4. No subestimes la nueva modalidad
  5. Aprende/desaprende
  6. Si no lo sabes, descúbrelo
  7. Conéctate. Ten criterio
  8. Participa
  9. Se parte de equipos que suman
  10. Disfruta el camino

Ahora pensemos que, desde entonces, ya terminamos el ciclo I- 2021 y ahora las primeras semanas del ciclo II-2021, les hago una pregunta, ¿cuál de esas 10 claves fue su mejor aliada? O quizá deba preguntarles ¿recordaron alguna de ellas durante el ciclo?, hagamos un ejercicio de conciencia: ¿Qué tanto hice en el ciclo anterior?, ¿realmente di lo mejor de mí?, o quizás debamos ser más serios ¿di mi mejor versión de alumno el ciclo pasado? Si las respuestas fueron positivas, me alegro por ustedes, pero y si fue lo contrario, podríamos decir que estamos a tiempo para hacer las cosas diferentes. ¡Ojo, que no es un escrito motivacional! Es el consejo más sano que les puede dar alguien que ya pasó por ese lugar.

Recuerden que ser protagonistas del propio aprendizaje no es ser el de 10 de la clase o el que tiene 100% de asistencia, pero que permanece ausente tras una pantalla. Ser protagonista es saber qué es lo que se quiere y trabajar por ello. No es cuestión de suerte o lo que el día vaya dando, “total, en línea todo es más fácil”, “con pasarla con 6, ya está “… pensar así quizá nos convierta en el antagónico (opuesto a protagonista) de nuestro propio éxito. No porque sea en línea voy a dar el mínimo, pensemos, por ejemplo, qué pasaría si mañana vemos un aviso en la página web de UNICAES que dice “volvemos todos a clases presenciales”; ¿Estarían listos, para demostrar que estos ciclos virtuales han valido la pena?

Mientras eso pasa, demos lo mejor de nosotros desde ese lugar de casa que hemos destinado para la universidad virtual y les propongo 5 claves para ser el protagonista del propio aprendizaje:

  1. Organízate, a estas alturas del camino ya todos sabemos como funciona la modalidad, no somos expertos, pero tampoco nos resulta todo desconocido. Preparar espacios, actividades y prioridades resulta más fácil, que andar por ahí preocupados por todo lo que falta a un par de días u horas de la entrega final. Recuerda en lugar de preocuparte, ocúpate.
  2. No subestimes la nueva modalidad, aunque no lo creas, la virtualidad exige más tiempo y disciplina. No es “todos pasan”, aquí depende mucho de ustedes y como gestionan sus actividades en ese inmenso mar de información que llamamos Internet, tengan cuidado y no se ahoguen. No toda la información en la web es conocimiento.
  3. Participa, micrófonos silenciados y cámaras desconectas, parece que solo está el docente (una escena bastante común en nuestras video-clases). Se parte de la construcción de un aprendizaje que tenga sentido y significado. No se queden ahí esperando a que pasen las horas clases y tomen asistencia. Propongan, aporten, participen y construyan. Muy bien dijo una vez el Papa Francisco: No balconeen la vida, métanse en ella, como lo hizo Jesús. Discurso del Papa Francisco, 27/III/2013. Aplica para la vida, aplica para la vida universitaria.
  4. Se parte de equipos que suman, no hay nada mejor que coincidir con personas que sepan lo que quieren y trabajen por ello. Así que encárguense de ser parte de un equipo y no de un grupo. Sumen y aporten, al final se trabaja por un objetivo compartido y éxito o el fracaso depende de todos. Así que cambiemos la idea “no me dicen qué hacer”, “no me preguntaron que haría de la tarea” … cambiemos el chip y digamos – “Propongo que hagamos lo siguiente”, “¿Qué les parece esta idea, lo hacemos?”. Recorrer esta travesía no es nada fácil, jóvenes; pero cuando estamos en el equipo idóneo, los desafíos resultan más llevaderos.
  5. Por último y no menos importante les puedo aconsejar que disfruten el camino, nadie dijo que sería fácil y todos sabemos muy bien, que aquello que nos cuesta, es lo que más apreciamos. Desde casa o desde un aula, el compromiso personal es el mismo. Disfruten construir un futuro profesional que valga la pena, valoren la oportunidad que hoy tienen de aprender y no olviden que detrás de ustedes hay una madre, un papá, unos abuelos, que confían plenamente que llegarán lejos. Pero, antes que nada, ustedes; créanse que son los verdaderos protagonistas de su aprendizaje.

No Comments

Add your review

Your email address will not be published.