Programa de Habilidades Integrales: tres historias de éxito - UNICAES

Enter your keyword

post

Programa de Habilidades Integrales: tres historias de éxito

Durante un año, personal de UNICAES participó del Programa Integral de Habilidades Directivas y Personales. El curso de formación estuvo apoyado por el Proyecto de USAID de Educación Superior para el Crecimiento Económico, e impartido por docentes de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP). Las siguientes historias resumen el espíritu formativo y de convivencia que caracterizó a las jornadas de capacitación.

El primer vínculo: así puede introducirse al trabajo que realiza Registro Académico en la Universidad Católica de El Salvador (UNICAES). Desde muy temprano, en un horario flexible, el personal de esta entidad se prepara para recibir a los estudiantes que desean ingresar o solventar algún trámite académico en la Universidad. Una labor determinante. Esencial; que requiere, sin duda, de un sistema organizacional estructurado, capaz de atender las inquietudes de toda una comunidad estudiantil.

En un escenario donde “la mies es mucha, más los trabajadores son pocos” es fundamental, por tanto, la buena distribución de los recursos y el incentivo del talento humano. O por lo menos, así lo considera la Coordinadora de Registro Académico, la Licda. Melissa de García, después de formarse en el Programa Integral de Habilidades Directivas y Personales, que recibió recientemente, gracias al Programa de USAID de Educación Superior para el Crecimiento Económico, e impartido por docentes e investigadores de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP).

“El Programa nos ayudó para hacer una reorganización en Registro; nosotros teníamos a dos personas que pasaban atendiendo en ventanilla sus ocho horas laborales, y a su vez tenían el trabajo de revisar procesos académicos de una facultad. Tenían muchas tareas”, enfatizó la licenciada de García. Ahora, a partir del curso de Habilidades, se han distribuido mejor las responsabilidades de los miembros en la Unidad. Todos apoyan un momento en ventanilla, pero reservan otra parte de su tiempo para atender los procesos de un determinado decanato.

Y es que la restauración del quehacer institucional no solo ha sido evidente en el personal; también los trámites que realiza el estudiante han adquirido una naturaleza más amigable, funcional y accesible con su entorno, gracias a que se ha digitalizado la mayoría de sus procesos. “En el programa de formación hubo un módulo sobre las TIC, aquí hemos considerado y aplicado la tecnología para brindar un mejor servicio en nuestro sistema educativo”, agregó la Coordinadora de Registro Académico de UNICAES.

El paso más reciente en la línea de la digitalización ha sido la puesta en marcha del proceso de inscripción al Curso Preuniversitario. Los jóvenes interesados en estudiar en UNICAES pueden inscribirse y pagar en línea. Ya no es necesario acercarse a las ventanillas para concretar tal proceso. “Queremos seguir actualizando muchos de nuestros procesos para que el estudiante pueda gestionar mejor su tiempo. Implica, de nuestra parte, una constante capacitación para atender a las demandas y necesidades del momento”, comparte con ilusión la licenciada Melissa.

Bajo la convicción de que la tecnología facilita el acceso a la información y genera nuevas formas de aprendizaje, el ingeniero José Carlos Madrigal, de la Facultad de Ciencias y Humanidades de UNICAES, es uno de los docentes que se apoya en los módulos vistos en el Programa Integral de Habilidades Directivas y Personales, para sostener que el rol del docente ha cambiado. “Hemos dejado de ser quienes producen el conocimiento en el aula, a ser orientadores de los estudiantes”, reconoce el ingeniero.

Para “desaprender lo aprendido”, como él lo llama: “es importante formarnos. Las clases cambiaron gracias a las nuevas tecnologías y, como docentes, debemos ser conscientes de eso y capacitarnos. Al principio puede resultar difícil, pero nos va a llevar a cambiar las cosas”, agrega el ingeniero Madrigal, quien desde hace unos meses atrás viene implementado nuevas técnicas y herramientas de aprendizaje con sus estudiantes.

“Cuando me invitaron a ser miembro del curso, y escuchaba hablar de gestión del personal y cosas por el estilo, consideraba que los temas eran de administración de empresas. Mi sorpresa fue que, en el desarrollo de este proceso de aprendizaje, descubrí que todas estas herramientas pueden servir con la gestión de nuestros estudiantes y con los recursos que tenemos en el aula”, se sincera el docente.

Uno de los productos que se materializan con dicho descubrimiento es el Curso de Pedagogía del Siglo XXI, donde el ingeniero Madrigal ha incluido muchas de las herramientas vistas en el Programa de Habilidades integrales. “Goconqr, por ejemplo, nos permite diseñar mapas mentales, diagramas y realizar cuestionarios; y lo que más nos ha gustado es que nos permite formar grupos, para que los estudiantes puedan crear también sus herramientas”, explica.

Actualmente, el docente de Ciencias y Humanidades está cursando la Maestría en E-learning, que ofrece la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, como muestra de los vínculos de cooperación que se establecieron con la casa de estudios que implementó el Programa de Habilidades Integrales en UNICAES. La idea del Ing. Madrigal es profundizar los conocimientos en la línea de nuevas tecnologías aplicadas a la educación, para diseñar cursos o talleres que vengan a fortalecer las capacidades de los docentes universitarios. “Me gustaría ir cambiando las herramientas en el aula para que ellos vayan a la vanguardia con los recursos que están disponibles en la Web”, concluye.

Su participación durante el Curso de Habilidades Directivas y Personales fue clave y esencial. Y es que su posición no se limitaba a la recepción e interacción con los contenidos desarrollados en la capacitación. De ella dependían, también, los aspectos logísticos y de protocolo que garantizaban la puesta en marcha del programa formativo en la Universidad. Perteneciente a la Unidad de Evaluación y Currículo de UNICAES, la Licenciada Sofía Toledo nos comparte, en las siguientes líneas, su experiencia de aprendizaje con el proyecto de USAID.

Sofía, ¿cómo podemos describir la experiencia de formación con el Programa Integral de Habilidades Directivas y Personales?

Fue una experiencia de aprendizaje, porque tuvimos la oportunidad de interactuar con las autoridades universitarias, personas con una gran experiencia; entonces, compartir con ellos en ese escenario fue significativo. A nivel de aula, lo implementé (el programa) en mis asignaturas de Desarrollo Personal, Ética Social, Pedagogía y con Educación y Sociedad. Utilicé algunas de las herramientas que vimos en los módulos; Flipgrid (video-foro), por ejemplo, que me permitió conocer características orales de mis estudiantes, la mayoría eran bien sueltos y una página, una hoja en blanco, no me permitiría medir eso; entonces uno rompe las barreras con ellos. A nivel de la Unidad de Evaluación y Currículo nos ayudó mucho el FODA, porque nos sentamos en equipo y vimos qué es lo que pasa que a nosotros nos detenga ciertos procesos de evaluación, qué es lo que podemos hacer o mejorar, eso sí nos ayudó bastante, ver qué aspectos dependían de nosotros y ver qué cosas no.

Como Unidad de Evaluación y Currículo, ¿también aprovecharon los conocimientos para considerar otros criterios al momento de evaluar la cátedra de un docente? ¿El uso de la tecnología, por ejemplo?

La rúbrica ya cuenta con ese criterio del uso de tecnología, en eso sí no se modificó, lo que sí vimos fue el preguntarnos sobre la realidad en otras instituciones, por ejemplo, cómo van con la evaluación en línea… Nos decían que para ellos (UPAEP) es un reto evaluar en línea, eso nos animó para no darnos por vencidos y es uno de los aspectos que se debe trabajar. No es algo que se ve con tanta fluidez por parte de los alumnos.

A partir de la capacitación, ¿qué aspectos han decidido mejorar este año?

Queremos llegar a más profesores, porque nuestra muestra como unidad son los docentes nuevos. Pero uno de los cambios que mantenemos en este año, y que nació con el Programa de Habilidades Directivas y Gerenciales, es el acompañamiento a los docentes. Una de la sugerencias que nos hacían para el mejoramiento institucional era no solo tomar una vez al profesor, sino darle un seguimiento, un apoyo continuo, y eso es lo que hemos hecho y nos ha funcionado. Se le hace un proceso en el primer periodo, un proceso en el segundo y otro en el tercero. Eso nos permite darle un espacio al profesor para mejorar.

Como UNICAES, ¿considera que es importante tener este tipo de capacitación en Habilidades Directivas y Personales?

Creo que sería útil abrir otros espacios como estos; primero, por nuestra identidad institucional, porque todo profesor que está dentro de la UNICAES, debe identificarse con la institución, y eso implica conocer fortalezas y debilidades, y saber lo que él aporta a la universidad. Otro de los aspectos que se puede mejorar es el conocer el ecosistema educativo de la Universidad, es decir, darse cuenta que no funcionamos solos, no somos una isla; sino que formamos parte de un trabajo cooperativo.

No Comments

Add your review

Your email address will not be published.